1. La versificación

La versificación o métrica es el arte de componer versos mediante un determinado conjunto de reglas cadenciales, regulares y sistemáticas. Sin embargo por métrica también entendemos la caracterización de la poesía versificada, en sus categorías de verso, estrofa y poema. Además la métrica también se refiere a la cantidad de sílabas en las que se divide un verso, como vimos en nuestro apartado sobre clasificación de los versos.

Por esta razón preferiremos el término versificación para hablar de la composición del verso en sí.

2. Influencias históricas

Hay dos grandes tradiciones de versificación que influyeron en la poesía castellana:

2.1. Métrica grecolatina o sistema de versificación cuantitativo

Debido a la naturaleza de los idiomas griego y latín, en ambos idiomas hay sílabas largas y sílabas cortas, lo cual no existe en el idioma castellano. Un pequeño equivalente en nuestro idioma lo podemos observar en las palabras leer/ver, en donde la pronunciación de la e puede ser larga o corta. Esto sucedía sistemáticamente en las lenguas griega y latina.

La métrica grecolatina consistía en la repetición de un determinado patrón de sílabas largas o breves denominado pie. Cada sílaba larga equivalía a dos breves. Las sílabas largas habitualmente se transcriben con el signo de raya larga baja o «__» y las sílabas cortas con el signo «U».

2.1.1. Unidad métrica: el pie

El pie es la unidad métrica más pequeña de la poesía grecolatina y se clasifica en:

2.1.1.1. Pies de dos sílabas

Dibraquio o Pírrico: UU
Troqueo: _U
Yambo: U_
Espondeo: _ _

2.1.1.2. Pies de tres sílabas

Tribraquio: UUU
Dáctilo: _UU
Anfíbraco: U_U
Anapesto: UU_
Baquio: U_ _
Antibaquio: _ _U
Crético: _U_
Moloso: _ _ _

2.1.1.3. Pies de cuatro sílabas

Tetrabraquio: UUUU
Primus paeon: _UUU
Secundus paeon: U_UUU
Tertius paeon: UU_U
Quartus paeon: UUU_
Jónico mayor: _ _UU
Jónico menor: UU_ _
Ditroqueo: _U_U
Diyambo: U_U_
Coriambo: _UU_
Antispasto: U_ _U
Primus epitrite: U_ _ _
Sucundus epitrite: _U_ _
Tertius epitrite: _ _U_
Quartus epitrite: _ _ _U
Dispondeo: _ _ _ _

2.1.2. Influencia en la versificación castellana

El pie fue sustituido por la sílaba en la métrica castellana, sin embargo se sigue denominando con el nombre latino a las agrupaciones de sílabas que se ajustan al ritmo combinatorio de tónicas-átonas (por analogía con el ritmo cuantitativo de largas-breves). De esa forma, en la métrica española se suele hablar de ritmo yámbico, trocaico, dactílico, anapéstico y anfibráquico.

Debido a su origen musical, algunos modernistas utilizaron el sistema de versificación cuantitativo en sus composiciones. Por ejemplo, el nicaragüense Rubén Darío y el colombiano José Asunción Silva. En el poema «Marcha triunfal», de Rubén Darío, podemos escuchar los pies métricos de tres sílabas (anfíbracos / U_U):

¡Ya viene el cortejo!
¡Ya viene el cortejo! Ya se oyen los claros clarines.
La espada se anuncia en vivo reflejo;
ya viene, oro y hierro, el cortejo de los paladines.

Ya-vie-neel / cor-te-jo
Ya-vie-neel / cor-te-jo / Ya-seo-yen / los-cla-ros / cla-ri-nes
Laes-pa-da / sea-nun-cia / en-vi-vo / re-fle-jo
ya-vie-neo / roy-hie-rroel / cor-te-jo / de-los-pa / la-di-nes.

(Rubén Darío, «Marcha triunfal»)

2.2. Métrica hebraica o sistema de versificación paralelístico

Este sistema se relaciona con la oralidad de las expresiones rituales y religiosas. No solo está presente en la cultura hebraica, sino también en otras culturas rituales como las precolombinas o africanas, pero de la primera nos llega su mayor influencia.

La repetición permite un cierto estado de conciencia propicio para la espiritualidad. También en la poesía, los poemas con repeticiones (de palabras, de sonidos o de ideas) nos adentran en una especie de ensoñación ritual.

2.2.1. Unidad métrica: el paralelismo

El paralelismo consiste la repetición u oposición de ideas por medio de diferentes palabras. Cuando el paralelismo constituye el eje principal de un poema, se trata de un poema construido a partir del sistema paralelístico. No obedece a la lógica de contar sílabas, distribuir acentos o rimar, sino a la repetición o la oposición de ideas.

Distinguiremos tres tipos principales:

2.2.1.1. Paralelismo sinónimo: expresar dos veces la misma idea con palabras distintas:

Señor: ¿quién puede residir en tu Santuario?
¿Quién puede habitar en tu Santo Monte?

(Salm. XV, 1)

Como una pintura
nos iremos borrando.
Como una flor
nos iremos secando
aquí sobre la tierra

(Nezahualcóyotl)

2.2.1.2. Paralelismo antitético: se establece mediante antítesis, esto es, por la oposición o contraste de dos ideas o imágenes poéticas:

Los que el Señor bendice heredarán la tierra,
pero los que Él maldice serán destruidos

(Salm. XXXVIII, 22)

Podría desgarrarlo todo como un león,
en vez de eso me acerco cauteloso como una liebre

(Poema anónimo de los somalios de África)

2.2.1.3. Paralelismo sintético: no repite la misma idea, sino que la abarca, completa, explica, ejemplifica o termina de expresar mediante un nuevo contenido:

¡Oh Dios: Tú eres santo en tus acciones!
¿Qué dios hay tan grande como Tú?

(Salm. LXXVII, 13)

3. Versificación castellana

El sistema de versificación castellana se llama sistema silábico-acentual. Consiste en componer versos a partir de los siguientes elementos:

a. El metro: el número de las sílabas por verso.
b. El ritmo: la distribución de los acentos en el verso.
c. La rima: la coincidencia o no de sonidos a partir del último acento del verso.

3.1. Clasificación de la versificación castellana

De acuerdo de la prioridad de sus elementos constitutivos, la versificación castellana se divide en:

3.1.1. Versificación silábica: compone los versos contando su número de sílabas.
3.1.2. Versificación rítmica: compone los versos sin contar el número de sílabas, pero sí la similitud en el ritmo acentual.
3.1.3. Versificación por períodos prosódicos: compone los versos por períodos silábicos de entre tres y siete sílabas definidos por un acento rítmico fijo.
3.1.4. Versificación amétrica: no somete el verso ni al número de sílabas ni al ritmo.

Anteriormente analizamos las reglas métricas de la versificación silábica en nuestro apartado sobre la clasificación de los versos. La versificación por períodos prosódicos la hemos visto aquí mismo en el ejemplo de Rubén Darío —«Marcha triunfal» y ha sido muy estudiada por teóricos latinoamericanos del verso libre. La versificación rítmica en combinación con la versificación amétrica actualmente dominan las composiciones en verso libre, sin embargo es importante distinguirlas según su ponderancia en la composición de un poema.

En nuestro próximo apartado estudiaremos un poco más sobre la rimael ritmo y sus clasificaciones.

Comment